Historia y significado de la Cruz de Caravaca

Historia y significado de la Cruz de Caravaca

Seguramente hayas escuchado alguna vez hablar sobre la Cruz de Caravaca, posiblemente incluso hayas tenido alguna vez una joya con esta cruz. Lo que puede que no conozcas es el significado e historia que hay detrás de la Cruz de Caravaca, por ello hoy te daremos toda la información que necesitas para saberlo todo acerca de esta peculiar joya.

La cruz de Caravaca es uno de los talismanes de la antigüedad con mayor poder de protección, que ha sido usado durante cientos de años por miles y miles de personas como amuleto. Su simbología es muy profunda y ésta reside en su historia, aspecto, forma, etimología, tradición e incluso la famosa leyenda sobre la aparición que cuentan en la localidad.

significado cruz de caravaca

Historia y leyenda

Todo comenzó en el pueblo de Caravaca de la Cruz, un municipio situado en Murcia, cuando según dicen algunos presentes, la Vera Cruz apareció en el Castillo-Alcázar de Caravaca el día 3 de Mayo de 1232. Desde entonces, éste lugar ha sido objeto de culto y de veneración siendo miles las peregrinaciones que continuaron a lo largo de los siglos.

«Cuando el rey musulmán Zayd Abu Zayd preguntó al sacerdote sobre cuál era su oficio, este le respondió que debía evangelizar y enseñar la palabra cristiana en la misa. El rey Zayd Abu Zayd por curiosidad le pidió una demostración, a lo que el sacerdote le contestó que faltaba un elemento muy importante, la Santa Cruz. En ese mismo instante, dos ángeles entraron en el recinto cargando la cruz de Caravaca posándose en la punta del altar. Esto causó tanta impresión a Zayd y sus seguidores que inmediatamente se convirtieron al cristianismo».

Nunca se podrá comprobar cómo de cierta es esta historia, lo que sí es seguro es que ya forma parte de una leyenda que ha perdurado durante siglos. Otra cosa que podremos asegurar es que ese momento fue una revelación celestial que cambió las creencias de Zayd hasta el día de su muerte.

Significado de la Cruz de Caravaca

La Cruz de Caravaca, es una cruz de un aspecto un tanto especial, donde resalta un aspecto oriental y no tan habitual a la cruz que estamos acostumbrados. La Cruz simboliza la unión del plano material a través de los brazos de la cruz, combinando el aspecto espiritual con la esencia del ser humano. Debido a su gran poder esta cruz se convirtió en el elemento clave de los rituales de exorcismo, ya que se piensa que sólo su presencia es capaz de expulsar cualquier entidad del infierno.

Cruz de Caravaca Oro.

Cruz de Caravaca Oro como amuleto

Como ya hemos comentado anteriormente tiene un poder incalculable de protección y la Cruz de Caravaca siempre trae buenos augurios. Es muy eficaz otorgando protección contra todo tipo de males a todo el que la lleva, protege el hogar a sus habitantes, rechaza las malas energías y los daños protege la economía familiar y brinda prosperidad.

Es muy común encontrar colgantes de la cruz de caravaca oro de 18 kilates, es el complemento ideal para tener un amuleto que proteja a tu familia.

La tradición de regalar la Cruz de Caravaca

Es costumbre ya regalar la imagen de la Cruz de Caravaca, aunque ya aparece en todo tipo de joyas, como anillo, colgante, etc.. si es cierto que es un regalo típico en ocasiones sentimentales, es decir en declaraciones amorosas. Tanto si eres devoto, como si quieres hacer un regalo muy especial, las Cruces de Caravaca en oro de 18 kilates o en plata de primera ley son detalles que marcarán siempre la diferencia, ya sólo es decisión tuya si la quieres como adorno para tu muñeca o cuello.

En tan solo 5 minutos nos hemos quedado con lo mejorcito de 800 años de antigüedad.  Ya no puedes decir que no lo sabes todo sobre la Cruz de Caravaca, una pieza que forma parte de un legado cultural, histórico y mágico que da protección a miles de personas.

Consejos imprescindibles para limpiar joyas de oro

Consejos imprescindibles para limpiar joyas de oro

¿Cómo limpiar el oro? Técnicas para tener tus joyas relucientes

Brillar con luz propia no es tarea fácil, pero podemos empezar porque tus joyas brillen contigo. Si has notado que tus joyas de oro lucen un poco opacas no te preocupes, no hay nada que con una buena limpieza no pueda mejorar. Te vamos a dar todas las claves para que sepas cómo limpiar el oro para que vuelva a relucir como el primer día. ¿Pasta de dientes? ¿Agua hirviendo? Si no sabes a qué nos referimos,  no te preocupes ya que te vamos a enseñar a cómo limpiar tus joyas de oro de una forma fácil y barata.

Limpiar joyas de oro con líquido lavavajilla

Quizás nunca hayas pensado que el lavavajilla sirva para otra cosa que no sea para lavar los platos, pero nada más lejos de la realidad. Entre otras muchas funcionalidades eficaces, el líquido de lavavajilla es una fórmula eficaz para limpiar el oro. Para ello, mezcla unas cuantas gotas de detergente líquido en un recipiente con agua templada y seguidamente introduce tus joyas en el recipiente durante varios minutos para que el líquido de lavavajillas haga su efecto. También puedes probar a usar agua jabonosa o champú, aunque posiblemente no tengan un efecto tan potente.

Limpiar el oro con pasta dental

Otra forma para limpiar el oro de forma casera, es el de utilizar una mezcla de una pequeña cantidad de pasta dental y agua, un poco de pasta dental con una cucharada o dos de agua serán suficientes. Una vez tengamos ambos, habrá que hacer una mezcla, formando una ligera pasta. Cuando lo tengas preparado, frota dicha pasta con un cepillo dental no muy duro y finalmente enjuágalas bien con agua. Esta solución es muy eficaz para cadenas de oro, las cuáles pueden sufrir más desgaste que otras joyas por el roce constante.

Como limpiar el oro

Limpiar joyas de oro con agua hirviendo

Con esta técnica hay que tener especial cuidado en el momento de ebullición. Aunque el oro puede ser hervido sin ningún problema, no obstante si la pieza lleva gemas delicadas, ten mucho cuidado ya que podría dañarlas o rajarlas. El procedimiento sobre cómo limpiar el oro con agua hirviendo, es tan simple como los casos anteriores.

Limpiar joyas de oro con amoníaco

El amoníaco es uno de los elementos más útiles para limpiar el oro. Pero si es verdad, que hay que tener en cuenta el momento exacto para hacerlo. Hemos dejado esta técnica para el final ya que su uso sólo es recomendable cuando tras haber probado todas las anteriores no seamos capaces de limpiar la pieza en su totalidad. Esto se debe a que el amoniaco es un producto más agresivo y puede ocasionar daños en otras piezas incrustadas como platino o perlas. Si finalmente estás en el punto de que sólo el amónico es la solución, el procedimiento para limpiar el oro es el siguiente:

  1. En un recipiente pon una parte de amoníaco por cada seis partes de agua
  2. A continuación remueve hasta que los fluidos se mezclen de manera uniforme
  3. Introduce la pieza de oro en la mezcla
  4. Deja las joyas como máximo un minuto sumergidas
  5. Enjuaga las piezas y retira el amoniaco secándola con un trapo limpio y movimientos suaves

Limpiar oro con piezas incrustadas

Todos los truquillos que te hemos dado anteriormente no son tan válidos como cuando tienes que limpiar el oro con piezas incrustadas o piezas preciosas. Piensa que existe la posibilidad de que la pieza se desprenda así que sobre todo en los anillos de oro con piezas debemos tener en cuenta que las piezas se mantengan secas. Eso es porque el agua puede filtrarse y eliminar el pegamento que mantiene unidas las piezas. Así que la mejor solución es tan simple como eficaz:

  1. Coge un paño y mójalo en una preparación, seguidamente con suavidad frota toda la pieza.
  2. Para eliminar el jabón, realiza la misma acción pero solo con un paño húmedo con agua.
  3. Seca la pieza cuidadosamente
  4. Deja la joya colocada boca abajo para que salga totalmente el agua restante que se queda entre los huecos de la pieza.

Si te fijas con recursos muy baratos que normalmente tienes por casa puedes darle una nueva vida a tus joyas de oro. Simplemente sigue los pasos que te hemos dado sobre cómo limpiar el oro y ¡a brillar!

Las mejores medallas religiosas para regalar

Las mejores medallas religiosas para regalar

A todos nos gustan los regalos, y muchas veces hay detalles que marcan la diferencia. Esto suele ocurrir con las joyas y accesorios que pueden ser el complemento perfecto para que te acompañen y siempre te recuerden a esa persona especial. Hoy vamos a centrarnos en ese complemento ideal para los más creyentes. Hablaremos de los diferentes tipos de medallas religiosas que existen y todas con  las que contamos nosotros.

medalla rosario

Primero saber que este tipo de medallas por su carácter hacen que  sean imprescindibles para ser utilizadas por todas la personas religiosas, en algunos casos será por la especial devoción a determinado Santo o Virgen, otras veces por la similitud con el nombre propio de la persona y otras muchas como regalo que protege a quien la lleve puesta, especialmente importantes son el grupo de las medallas de oro primera comunión, como ya comentamos en un post anterior. Además son simbólicas y buenas ideas para regalar a una recién nacido.

¿Qué medalla religiosa elegir?

Normalmente las medallas religiosas son de oro de 18 kilates, de gran calidad y realizadas con alta precisión por joyeros expertos. Las puedes encontrar de diversas medidas y combinadas con otros materiales como la circonita. La simbología de estas medallas es tan fuerte que se convertirá en un regalo inolvidable y eterno para quién lo reciba.

Tipos de medallas religiosas

Medallas niña y niño 

Para niñas hay un amplio surtido en medallas de oro, pueden encontrar la Virgen niña de diferentes formas y tamaños. En cuanto a medallas de niño podrás elegir entre ángeles de la guarda, medallitas de oro con reloj, medallas infantiles, medalla para comunión e incluso escoge la medalla perfecta para grabar la hora del nacimiento.

Medallas de Vírgenes y Santos

Este es el tipo de medalla más demandado por los devotos. En oro de 18 kilates predominan las medallas tradicionales circulares y ovaladas en diversos acabados. Como sabemos lo que gustan, nosotros nos hemos hecho especialistas en este tipo de medallas.

Medalla Virgen del CarmenMedalla Virgen del Rocío

Escapularios

El escapulario es una medalla doble que tiene imágenes por ambas caras. Normalmente es un cristo y una virgen, lo mejor es ofrecer más variedad de imágenes y combinaciones para que siempre esté acompañado por aquellas imágenes que más te identifiquen.

Medallas Virgen del Carmen 

La medalla de la Virgen del Carmen, como patrona de los marineros y de la Armada Española, tiene muchos seguidores y es muy buscada como detalle personal. Distintos tamaños, calados y formas. Una medalla de lo más especial y personalizada.

Medallas Virgen del Rocío

Dentro de los tipos de medallas religiosas, la medalla de la Virgen del Rocío es una de las imágenes que más fieles tiene en España. Tener variedad de una imagen tan personal es algo con lo que nos gusta contar también en nuestra joyería.

 Medallas del cautivo medalla cautivo

La Medalla del Cautivo para sus fieles es sinónimo de devoción y admiración por una de las imágenes malagueñas que más fervor despierta principalmente en la época de Semana Santa, pero también a lo largo de todo el año. Para todos sus devotos ofrecerles la más amplia variedad de este tipo de medallas del Cautivo es algo que nunca falla.

Ahora que ya lo sabes todo sobre las medallas religiosas, si te interesa puedes encontrar en nuestra web, aquella con la  que más te sientas identificado. Además si quieres que sea única y personal, la grabación te la hacemos de forma gratuita ✅

Sabemos que la utilización de medallas de vírgenes y santos está muy extendida y no es una moda de ahora, sino de siglos. Así que esperemos que te haya sido muy útil lo que te hemos contado, porque en definitiva en nuestra joyería lo que más nos importa no es la imagen que busques o su tamaño, sino en que estés conforme y te sientas identificado con nuestro complemento.